fbpx

Ansiedad


Anxiety in Tokyo, Japan

Ansiedad

La ansiedad es una condición extremadamente común que causa  sufrimiento a personas en todo el mundo. De hecho, aquellos que vivimos en el extranjero en diferentes culturas o que tuvieron muchas mudanzas desde la infancia somos más proclives a estos desafíos. El estrés de tales movimientos y el esfuerzo requerido para ajustarse a las nuevas situaciones y responsabilidades nos dejan más vulnerables al desarrollo de hábitos tales como el pensamiento ansioso. Afortunadamente, los trastornos de ansiedad en general son muy tratables.

Trastornos de Ansiedad

Los trastornos de ansiedad son definidos por la Organización Mundial de la Salud en el Manual de Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-10). Existe una serie de trastornos de ansiedad, todos con características distintivas, definidos por la persistencia de síntomas específicos de ansiedad durante cierto período de tiempo. La definición ‘operativa’ para cada trastorno de ansiedad se presenta en la CIE-10 para permitir a los psiquiatras y psicológos de todo el mundo determinar rápida y fácilmente si un paciente tiene un trastorno de ansiedad y, de ser así, cuál. Este enfoque se presta a la investigación para descubrir qué trata eficazmente los diferentes trastornos de ansiedad.

Trastorno de Pánico

El trastorno de pánico se define por la presencia de ataques de ansiedad discretos o ataques de pánico. Los ataques de pánico se caracterizan por incluir:

  • Corazón acelerado
  • Sensación de pérdida de control
  • Sudoración o escalofríos
  • Falta de aliento
  • Preocupaciones de muerte/perdición inminente o terror
  • Dolores de pecho
  • Sensación de debilidad
  • Náusea o malestar estomacal
  • Desrealización (sentimientos de irrealidad) o despersonalización (desvincularse de uno mismo)

Como tales sensaciones y síntomas son increíblemente incómodos, las personas que experimentan ataques de pánico suelen hacer todo lo posible para evitar que vuelvan a ocurrir. Esto puede significar reorganizar su estilo de vida para evitar los “factores desencadenantes” percibidos que desencadenan  los ataques de pánico. Por ejemplo, las personas pueden sentir la necesidad de evitar situaciones sociales, ciertas actividades (como el ejercicio, debido al deseo de mantener su frecuencia cardíaca en un nivel bajo) o incluso evitar salir de casa en general. Tal evasión  conduce a mayores limitaciones y desafíos en sus vidas.

Trastorno de Ansiedad Social

Los síntomas de ansiedad típicos del Trastorno de Ansiedad Social incluyen la evitación y el miedo a varios tipos de situaciones sociales, especialmente de las que una persona percibe una amenaza de juicio o crítica por parte de las otras personas involucradas. A menudo hay una acumulación significativa de ansiedad antes de un evento social. Aún cuando la persona sea capaz de asistir y participar en el evento social, al terminar, se verá atacada por pensamientos constantes relacionados con cómo fue percibida por los demás, originando ansiedad. En el Trastorno de Ansiedad Social, a menudo la ansiedad se relaciona con ser percibido como ansioso, carente de confianza o culpable.

El énfasis excesivo en este tipo de pensamientos y preocupaciones, junto con la tendencia a la autoevaluación negativa, hace que las interacciones sociales sean más desafiantes de lo que normalmente se sentirían. Para protegerse de esos sentimientos de incomodidad y sensaciones intolerables, muchas personas recurren a la evitación social, recluyéndose en sus hogares.

El Trastorno de Ansiedad Social puede causar muchas limitaciones en las vidas de aquellos que la sufren. Estas personas suelen rechazar oportunidades de trabajo o ascensos que requerirían ser más sociables o construir relaciones laborales con nuevas personas. Así mismo, la rutina diaria, las relaciones románticas y familiares, entre otras áreas, son gravemente afectadas.

Fobias específicas | Trastornos de Fobia

Las Fobias Específicas son Trastornos de Ansiedad de exclusión. Esto significa que una persona debe tener una serie de síntomas de ansiedad similares a los ataques de pánico, pero en respuesta a un estímulo específico, como volar en un avión o a las alturas. Mientras que la inquietud o miedo leve en respuesta a tales estímulos puede ser común entre las personas, la ansiedad intensa y la evitación resultante tienen consecuencias muy limitantes y desafiantes en la vida de quienes sufren de Fobias.

Las fobias específicas más comunes suelen estar dirigidas a:
  • Hablar en público
  • Arañas e insectos
  • Serpientes
  • Perros
  • Estar en lugares cerrados
  • Inyecciones o agujas
  • Situaciones sociales (Trastorno de Ansiedad Social)
  • Estar solo en una situación o lugar difícil de escapar (Agorafobia; suele estar relacionado con los Trastornos de Pánico)
  • Tormentas
  • Gérmenes y suciedad

Las fobias pueden tener una variedad de clasificaciones, pero el mecanismo subyacente es el mismo. El proceso suele comenzar cuando en algún momento de la vida de una persona, se activa una respuesta de miedo a un estímulo específico. Con el tiempo, este se fortalece rutinariamente mediante la evitación y pensamientos ansiosos dirigidos a ese estímulo. Estos dos mecanismos trabajan para consolidar la fobia, que a menudo obligará a las personas a hacer todo lo posible para evitar el estímulo. Esto puede significar evitar eventos sociales o profesionales importantes, descuidar necesidades de salud fundamentales, vivir con el temor de que el estímulo se presente inesperadamente, o incluso preferir no abandonar el hogar para evitar el estímulo. Tal evasión puede ser frustrante en el mejor de los casos, pero es comúnmente bastante debilitante.

Trastorno Generalizado de Ansiedad

El Trastorno Generalizado de Ansiedad está comúnmente caracterizado por preocupaciones excesivas y globalizadas, es decir, que abarcan muchas áreas de la vida de la persona.

Sus síntomas incluyen:
  • Dificultades para dormir
  • Dificultades para regular el apetito
  • Irritabilidad
  • Dificultades para concentrarse
  • Tendencia a auto-criticarse
  • Síntomas psicosomáticos como dolores de cabeza o tensión muscular
  • Sensación de que está a punto de pasar algo malo
  • Ataques de pánico
Estos síntomas generalmente logran que la persona sienta que “las cosas no van a estar bien”, generalmente seguido de “a menos que siga pensando y preocupándome por ellas”. Esto se debe a que comúnmente existe una creencia de que preocuparse es una estrategia positiva y efectiva para preparase ante potenciales riesgos y retos que puedan ocurrir. Sin embargo, cuando una persona está constantemente preocupada, su vida se ve significativamente afectada. Existe una correlación importante entre el Trastorno de Ansiedad Generalizada y Depresión, y muchos pacientes suelen presentar al mismo tiempo ambos trastornos.

Trastorno de Estrés Postraumático

El Trastorno de Estrés Postraumático tiene sus orígenes en un evento traumático significativo o una serie de eventos traumáticos que una persona ha experimentado, lo que resulta en un deterioro del funcionamiento debido a los síntomas que ocasionan. Estos se clasifican en cuatro dominios:

  • Síntomas de re-experiencia. Incluyen suenos con contenido relacionado con el evento traumático, memorias o flashbacks del evento espontáneos e intrusivos, y reacciones disociativas en las cuales la persona siente o actúa como si el evento traumático estuviera pasando de nuevo. También puede surgir la sensación de estar desconectado del presente.
  • Síntomas de evitación. Pueden estar relacionados con la evitación de estímulos que pueden recordar el evento traumático. Estos estímulos pueden ser externos, como personas, lugares, situaciones, sonidos o sensaciones físicas. Sin embargo, algunos estímulos pueden ser internos, como pensamientos, ideas o sensaciones relacionadas con los eventos.
  • Pensamientos y creencias negativas. Afectan a las personas con Trastorno de Estrés Postraumático mediante valoraciones negativas exageradas y persistentes de ellos mismos, otras personas y el mundo en general. Estas personas suelen soportar estados emocionales negativos, como lo son el mal humor, culpa, vergüenza, ira o miedo; incapacidad para disfrutar de actividades positivas o de sentir felicidad; o una sensación general de no ser parte del mundo o de los demás.
  • Síntomas de hiperactividad. Pueden parecer irritables o enojarse con facilidad, al mismo tiempo que aumentan conductas peligrosas y disminuye la habilidad de juzgar el riesgo. También suele presentarse dificultad para dormir y concentrarse.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se experimenta a través de una combinación de “obsesiones” cognitivas, junto con “compulsiones” conductuales o cognitivas relacionadas con llevar a cabo acciones específicas. En el TOC, las obsesiones y compulsiones están relacionadas. Las compulsiones se llevan a cabo en un intento de prevenir, reducir o ‘neutralizar’ la incomodidad o ansiedad causada por las obsesiones.

Las obsesiones se presentan como pensamientos, imágenes o impulsos no deseados o perturbadores, como el miedo a herir a los demás, la contaminación o pensamientos o imágenes religiosas o sexuales preocupantes. Las compulsiones de naturaleza conductual pueden tomar forma de lavado de manos, control o limpieza. Aquellos de naturaleza cognitiva pueden tomar la forma de contar, rezar u otra repetición mental.

A menudo, las personas están ocupadas por tales obsesiones y compulsiones intrusivas durante una cantidad considerable de tiempo cada día. Sin embargo, es posible que puedan mantener sus responsabilidades laborales o escolares. No obstante, con el tiempo, la resistencia a tales síntomas puede debilitarse. Los rituales que llevan mucho tiempo pueden hacer que sea cada vez más difícil mantener las relaciones, las responsabilidades laborales o escolares, las necesidades de salud fundamentales e incluso la estabilidad financiera.

Obsessive compulsive disorder

Evaluación para los trastornos de Ansiedad

Ha habido mucha menos investigación sobre los trastornos de ansiedad que sobre la depresión en el mundo académico. Por lo tanto, las herramientas de evaluación estructuradas, como los cuestionarios para los trastornos de ansiedad, son menos sofisticadas y menos desarrolladas que en el campo de la depresión. Aún así, algunos cuestionarios simples están disponibles en línea, que pueden ayudarlo a determinar si usted podría tener un trastorno de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad generalmente son diagnosticados por un médico o psiquiatra después de una revisión de los síntomas del paciente y una evaluación general de salud. Ocasionalmente, se pueden encontrar causas físicas de ansiedad, como hipertiroidismo o feocromocitoma. Más comúnmente, los síntomas ocurren sin una enfermedad médica simultánea clara. Para los pacientes en los que se sospecha una causa física o en los que la afección no responde al tratamiento, se necesitan análisis de sangre, análisis de orina y, en ocasiones, imágenes cerebrales.

 

Tratamiento para la Ansiedad

El tratamiento para la ansiedad puede dividirse en 3 áreas: tratamiento biológico, tratamiento psicológico e intervenciones sociales o de estilo de vida.

El tratamiento biológico se refiere principalmente a la medicación psiquiátrica, como los “medicamentos antidepresivos” que se usan para tratar los trastornos de ansiedad. Existe una amplia gama de medicamentos efectivos con diferentes efectos secundarios que una persona que busca un tratamiento puede elegir.

El tratamiento psicológico incluye enfoques familiares como el asesoramiento y la psicoterapia. Las nuevas terapias basadas en la evidencia, como la Terapia Cognitivo-Conductual y las técnicas de relajación, también son una opción.

Las intervenciones sociales o de estilo de vida se refieren a estrategias, como programas de ejercicios, ejercicios de respiración, meditación, alimentación saludable, participación en actividades sociales, factores de estilo de vida (como el consumo de alcohol) y cuestiones sociales, como problemas de empleo, estrés laboral y financieros deuda.

Alrededor de un tercio de las personas con un trastorno de ansiedad también tienen un trastorno del estado de ánimo “comórbido” (que ocurre al mismo tiempo), como la depresión. Es importante que su médico también verifique si también está deprimido, ya que esto podría ser importante al considerar sus mejores opciones de tratamiento.

Social or lifestyle intervention

Tratamiento Psicológico para la Ansiedad

En general, los enfoques psicológicos basados en evidencia para los trastornos de ansiedad han demostrado ser tan efectivos como la medicación. Las terapias Cognitivas y Conductuales tienen la mejor evidencia en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. También hay evidencia que apoya los enfoques terapéuticos psicodinámicos breves en la atención de la Ansiedad. Estas terapias se pueden recibir de un consejero, terapeuta, psicólogo o psiquiatra. También hay una amplia gama de libros de autoayuda y programas en línea que utilizan la terapia cognitiva y las técnicas de terapia interpersonal para ayudar a controlar los síntomas.

Ansiedad | ¿Qué hacer?

Si cree que está sufriendo síntomas de Ansiedad o un Trastorno de Ansiedad, debe buscar una evaluación adicional de un médico y discutir qué tipo de tratamiento podría ser útil para usted.

Visítenos en la Tokyo Mental Health en Shintomi para su evaluación. Para hacer la evaluación médica, contamos con el Dr. Andrew Kissane, nuestro psiquiatra británico formado en el Reino Unido, quien trabaja en coordinación con nuestra psicóloga mexicana para atender también a hispano-hablantes. El Dr. Kissane está en el registro médico del Consejo Médico General en el Reino Unido, es miembro del Royal College of Psychiatrists y posee una licencia médica japonesa.

Si no desea adoptar un enfoque médico para su ansiedad, y prefiere explorar un enfoque psicológico, como la Terapia Cognitivo Conductual, ejercicios de respiración, manejo del estrés, asesoramiento o intervenciones conductuales, envíenos un correo electrónico solicitando una evaluación de terapia.

 

Clínica Psiquiátrica en la American Clinic, en Akasaka

Clínica Psiquiátrica de Tokio (Atención en Inglés)

Direcciones

American Clinic Tokyo 3er piso del Niikura Building 1-7-4 Akasaka, Tokio Fácil acceso desde la línea Namboku, línea Ginza y línea Marunouchi – Estación Tameike-Sanno, salida 13, a 2 minutos caminandoHay estacionamiento cerca del edificio

Horario de Oficina

  • Lunes: 9:00 AM a 1:00 PM
  • Jueves: 9:00 AM a 7:00 PM
  • Viernes: 9:00 AM a 7:00 PM

Servicio de Evaluación Psicológica en Tokyo Mental Health en Shintomi

Evaluación Psicólogica

Direcciones

Urbane Mitsui Building, 6 ° piso, Shintomi 2-4-6, Chuo-ku, Tokio, con fácil acceso desde la línea Asakusa, línea Ginza, línea Yurakucho, línea Hibiya y línea JR Yamanote:
  • Estación de Takaracho – salida A1, a 4 minutos a pie
  • Estación Kyobashi – salida 1, a 9 minutos a pie
  • Estación Ginza 1-chome – salida 10, a 10 minutos a pie
  • Estación Shintomicho – salida 2, a 1 minutos a pie
  • Estación Higashi Ginza – salidas A7 o 3, a 11 minutos a pie
  • Estación JR Yurakucho, 15 minutos a pie

Horario de oficina

  • Lunes : 9:00 AM a 9:30 PM
  • Martes : 9:00 AM a 9:30 PM
  • Miércoles : 9:00 AM a 9:30 PM
  • Jueves : 9:00 AM a 6:30 PM
  • Viernes : 9:00 AM a 6:30 PM
  • Sábado : 9:00 AM a 6:30 PM
  • Domingo : 9:00 AM a 6:30 PM